El Templete

Cada año en víspera a la fundación de la villa, el 16 de noviembre, gran cantidad de cubanos dan tres vueltas a la ceiba, echan una moneda en sus raíces y en silencio formulan un deseo. El mito cuenta que se cumple.
Situado en la Plaza de Armas y siendo patrimonio de la humanidad, fue construido sobre 1827 bajo la dirección del Regidor Francisco Rodríguez y Cabrera, y planos diseñados por el Coronel Antonio de la Torre. Erigido a propuesta del Capitán General Francisco Dionisio Vives. Es una de las obras que más ha influido en la arquitectura cubana por ser la primera construcción neoclásica del país: tiene la forma de un templo dórico que muestra la influencia de la cultura greco latina en América.
En el interior del recinto se encuentra un busto de Cristóbal Colon y una gran ceiba. Sus jardines muestran una columna de Cajigal construida en honor al fallecimiento de la primera ceiba plantada allí. Esta expone una imagen de la Virgen del Pilar, patrona de los navegantes españoles. En su base un busto de mármol del Adelantado Don Hernando de Soto, primer gobernador de la villa de San Cristóbal de La Habana.

Español
Castillo con reja delante